Murió el concejal de Acacías Alirio Rojas Hernández

0
3105


Cuando se encontraba en su lugar de residencia acompañado de su familia sufrió repentinamente una falla cardiaca el actual concejal de Acacías y precandidato a la alcaldía d Acacías, Alirio Rojas Hernández. Inmediatamente fue trasladado al hospital local de Acacías donde según reporte clínico llegó sin signos vitales.

La noticia ha conmocionado a la ciudadanía acacireña. De inmediato amigos, compañeros del concejo y autoridades lamentaron el fatal hecho por cuanto el concejal Rojas vivía diariamente conectado con su familia y con la comunidad donde a la par con sus negocios particulares y familiares también intercambiaba opiniones con la comunidad de su ciudad preocupado por los problemas que él veía, afectaban a sus conciudadanos.

Nuevo Milenio presenta condolencias a su esposa Johana Cajamarca y a sus hijos. Precisamente, una de sus últimas solicitudes a nuestra casa editorial fue encargar 10 ejemplares de la última edición de la edición quincenal del periódico, que circulará este miércoles 18 d septiembre, donde se publicará una noticia política sobre la decisión de Alirio de apoyar la campaña a la alcaldía de Acacías, del candidato del partido Centro Democrático, Carlos plata Becerra.

Hoy lunes 16, se velará en una funeraria de la ciudad el cuerpo del dos veces electo concejal de Acacías y se conocerá la hora y día de su sepelio.

Nuevo Milenio reproduce nuevamente la última entrevista que Alirio Rojas le dio a nuestro medio escrito; también la última fotografía para nuestra casa periodística. Infortunadamente, fue la primera entrevista de este año para nuestro periódico de la licenciada Teresa Romero, en la nota titulada “El Quiz de Tere”, que este medio de comunicación está publicando quincenalmente a propósito de la actual campaña política que elegirá los nuevos mandatarios en las elecciones regionales que se cumplirán el próximo 27 de octubre en todo el país. PAZ EN SU TUMBA ALIRIO.

EL QUIZ DE TERE

Por: Teresa Romero

Magíster en Educación

Nombre: Alirio Rojas Hernández

Ocupación: Concejal del partido Conservador

  1. ¿Ya curó las heridas que le dejó la negación del aval?

ARH: No. Esto es muy parecido a un duelo por la muerte de un familiar. Mi vida en el partido conservador se remonta desde mis ocho años, cuando mi papá me llevaba a sus reuniones con grandes líderes políticos como Gerardo Mancera y Enrique Jara, por ejemplo, sin saber que mi vida entera iba a estar rodeada de las ideas conservadoras hasta ponerme en la escena política. Siempre he estado bajo la disciplina del partido. Por eso, causa indignación que no hayan considerado toda la trayectoria y afinidad en las ideas, que hayan burlado a una persona que hizo las cosas al derecho desde el comienzo hasta el final. Yo nunca pensé en inscribirme en otro partido. Desde el año pasado estaba cumpliendo con los estatutos, con las reglas propuestas. Desde el 15 de diciembre de 2018  envié mi hoja de vida al directorio nacional. Todo lo demás lo hice con rigor,  tal cual como se había estipulado. Desde ese día, hasta hoy, no he recibido ni una sola razón del porqué me rechazó. Lamentablemente no hubo opción. Creo que hubiera dolido menos si hubieran hecho esta elección con algo de decencia, pero no fue así…eso es lo que más duele. Estoy convencido que el aval se decidió después de negociaciones por debajo de la mesa, con triquiñuelas, con algunos acuerdos aislados, tal vez con terceros… lo que ocasiona una desconfianza total en la decisión final, conocida ya por todos.

  • ¿Todavía cree en las ideas conservadoras?

ARH: hasta hace pocos días creía en los partidos en general; después de esta “feria de avales”, tengo que reconocer que el conservatismo está herido. Mi decisión hoy es tomarme un tiempo largo para decidir qué voy a hacer en adelante. Desde que pensé en lanzarme a la alcaldía decidí que no iba a volver a hacer el ejercicio como concejal; Dios me dio la oportunidad de estar allí por dos periodos, tiempo que considero apropiado. Siempre he criticado a los que piensan eternizarse en cualquier corporación. Todo este tiempo he actuado con honestidad, representando consecuentemente a las personas que confiaron en mí. También lo viví intensamente, preparándome comoadministrador público(ya me gradué) y perfeccionándome en ingeniería y arquitectura, además de seguir siendo docente del SENA, porque por allí siempre ha estado mi proyecto de vida. Sin embargo, no puedo negar que vaya a estar atento al acontecer político. Seguramente estudiaré la posibilidad de identificarme con alguna campaña, para contribuir con ideas que favorezcan el desarrollo del municipio.

  • Todos los candidatos a la alcaldía juran que van a ganar… ¿Usted hubiera tenido alguna opción?

ARH: estoy seguro que lo hubiera logrado. Tenía la convicción de hacer el ejercicio en armonía con mi familia para constituirme en la tercería que Acacías necesita, porque lamentablemente estamos entre algunas fuerzas extrañas que solo quieren llevarse lo poco que queda; estaba dispuesto a superar  la tentación del poder, cumpliendo la palabra que le prometí a mi papá de no convertirme en un vulgar ladrón que me avergonzara, no solo a mí, sino a mis conocidos.

  • ¿De qué se perdió Acacías sin la posibilidad de que usted hubiera sido alcalde?

ARH: primero, se ha hecho un daño grande a la democracia. En el concejo demostré que se puede trabajar procesos desde la parte humana, favoreciendo a los más necesitados.Creo que sí se pueden hacer realidad muchas cosas sin grandes cantidades de dinero. Recordando un poco mi infancia, debo decir que yo me crié en una zorra de caballo, y agradezco a mi papá por enseñarme a trabajar; con orgullo digo que nunca me he tenido que robar un peso para tener lo que tengo. Mi mayor tesoro son mis cuatro hijos, ya profesionales, inclusive uno está en Barcelona España, terminando su maestría. Tengo casa, carro y finca, y como ya le dije, una hermosa familia que amo. Dios me ha dado más de lo que imaginé. Sin embargo, es increíble que hoy todavía estemos luchando para que las personas gocen de los derechos fundamentales. Por eso, tenía pensado para Acacías muy buenos proyectos: por ejemplo, el hospital, es un tema al que hay que enfrentar con voluntad para que podamos tener un servicio digno. Yo vi morir allí a mi papá, esperando a ser atendido; situación que han tenido que padecer muchas familias durante incontables años. Otro de mis temas fuertes, como usted sabe, es la vivienda; por ello, no me da pena contar que la primera casita que habité estaba hecha en paredes de periódico en engrudo de yuca …la segunda ya fue hecha en tablas que pudimos techar con 10 tejas de zinc que le donó el doctor Gerardo Mancera. Ese gesto  lo agradeceré por siempre. Posteriormente mi papá siguió mejorando los materiales hasta que pudimos no solamente hacer la casita para habitar sino que pudimos arrendar una que otra pieza y la situación empezó a mejorar. Por esto, me llena de mucha alegría poder contribuir en la solución de vivienda digna para la gente. Muchos programas estaban direccionados a solucionar los problemas habitacionales. El tema de vivienda comunitaria en el campo es una apuesta interesante. Esos edificios que contaminan las ciudades no son la solución. El campo puede ser solución para muchos problemas. La limpieza de los parques, la red protectora de parques también es un enorme proyecto para hacer esta ciudad en verdad turística. No se me ocurre otra clase de “limpieza”; “Acacías, ciudad turística en bicicleta” es un proyecto que gesté desde el concejo, pero al que no se le ha dado estudio; también estaba propuesto para trabajarlo aún más.  Pero definitivamente, habría sido el alcalde de los traslados: trasladar la plaza de mercado, y en su lugar construir el Parque del Centenario; sería el mejor regalo para los 100 años del municipio. Trasladar la manga de coleo y allí hacer soluciones de vivienda. Trasladar el complejo ganadero, que es una gran extensión que nos pertenece a todos para hacer un proyecto de gran impacto y solución de los problemas de la ciudadanía.

  • ¿Cómo concejal, está a gusto con lo hecho hasta ahora?

ARH: hoy me recordaba Fabio Jara, que cuando llegaban los compañeros nuevos al concejo, mi discurso siempre era que si habían llegado a enriquecerse, mejor se devolvieran porque no había ninguna posibilidad. La principal tarea del concejo es hacer control político; eso lo entendí desde el principio y lo hice de la mejor manera. La evidencia está en las actas. Me siento satisfecho porque la comunidad me reconoce como parte actuante de la oposición. Y no era contradecir por contradecir; lo que veía posible, viable, bueno, lo apoyaba, porque sé que esos procesos aportaban para el desarrollo del municipio. Por lo contrario, si algo no estaba claro, si no tenía sentido del beneficio comunitario, me daba la pela de contradecir hasta el último momento con argumentos contundentes.

  • ¿Vale la pena hacer política en Acacías?

ARH: yo creo que esto es una vocación de servicio. El pago no está acá, eso lo tengo claro. Creo firmemente en la ley de la compensación.  Da tristeza que en ocasiones la comunidad no se involucre con más empeño en lo importante; por ejemplo asistiendo a las sesiones del concejo donde se tratan temas trascendentales. Eso me generaba crisis existencial. Por eso confío en el voto de opinión, en que la gente ayude a cambiar las costumbres que nos han llevado a desdibujar la democracia.

  • ¿A propósito de los 100 años de nuestro municipio, qué otras cosas merece…?

ARH: considero que lo fundamental es el hospital; como ya le dije, solo se necesita voluntad. Hay un camino ya hecho. Solo se tiene que dejar ver como un negocio; pensar en que nuestros paisanos merecen un trato digno. Ecopetrol está dispuesto a aportar los recursos y el apoyo cuando lo gestionen. Infortunadamente algunos líderes se fijan solamente en los contratos y en las ganancias que puede dejar. Permítame, por favor, agradecer a todos los que han confiado en mí. Muy pronto les comunicaré a quién apoyar pata ganar la alcaldía en estas elecciones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here