ÈGIDA – “Nuevos tiempos, nuevas ideas”

0
323

Carlos Alberto Chavarro Poveda                                                                

 “No puedes resolver un problema con

                                                                                                                         la misma forma de pensar que lo creó”.

Albert Einstein

Continúa la campaña electoral en la Centenaria “Tierra por Dios Bendecida” y el panorama político parece despejarse para el voto opinión. Las campañas tradicionales financiadas con dineros de dudosa procedencia y que hacen alarde de ostentación y de victorias anticipadas que generan sospecha, parecen estar condenadas al fracaso por cuenta de los miles de ciudadanos cansados de la misma politiquería y de los mismos candidatos. Como reza el poema llanero en el que “Los nubarrones del cielo dieron paso a las estrellas”, se abre un sendero de esperanza por el cual “Acacías SI camina”, fundamentado en el sentimiento popular de cambio en las costumbres políticas, de renovación ideológica, de nuevos liderazgos alejados de compromisos clientelistas y soportado también en el respeto a la opinión ajena, a la diversidad, a la diferencia, y el derecho a la igualdad social.

Si bien es cierto que un pilar de la democracia es la posibilidad que tiene cualquier ciudadano de aspirar a un cargo de elección popular, salvo algunos impedimentos principalmente de orden penal, esperamos que las personas que pretenden el favor popular en las urnas sean idóneas, honestas, comprometidas con sus comunidades y conocedoras de sus problemáticas, pero sobre todo que tengan una verdadera vocación de servicio y tengan la capacidad de anteponer los intereses de los electores por encima de los suyos, situación difícil de evidenciar en la campaña que ya no “Avanza” sino que retrocede envuelta en escándalos judiciales, y menos aún en la otra campaña que desconoce la grandeza de 100 años de esfuerzo para consolidarnos como la segunda ciudad de nuestro departamento y que cree que solo con su líder dictatorial al mejor estilo Chavista, recuperaremos la grandeza que nunca hemos perdido, ni aún en sus nefastas épocas de gobierno cuando se pretendió, de manera equivocada, por medio del terror y el miedo mejorar la seguridad ciudadana. Las hojas de vida de los candidatos deben ser impolutas, libres de toda clase de sospecha y estar sujetas al escrutinio  público, como derecho del elector de buena fe para escoger la persona de su albedrío.

“Ad Portas” de la tercera década de este siglo XXI, los mandatarios regionales tienen el  reto de articular las potencialidades de sus localidades con un mercado globalizado y cambiante que ofrece la oportunidad de crear nuevas fuentes de empleo, nuevas alternativas de producción, de transitar nuevos derroteros  que deben ser liderados por personas rectas y honestas, con la capacidad humana, social, espiritual, intelectual, tecnológica y moral para dejar atrás las viejas prácticas electorales priorizando las necesidades sociales de sus comunidades y para el caso de Acacías, abonando el camino para iniciar con acierto otros “Cien Años de Existencia”, y que a diferencia del mundo Macondiano, podamos tener una segunda oportunidad sobre la tierra, al fin y al cabo no olvidemos que esta es “Tierra por Dios bendecida”. Hasta otra oportunidad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here