#acacíascentenaria / CIEN PERSONAJES EN LOS 100 AÑOS DE ACACÍAS / Cachaco

0
444

CLASIFICACIÓN PERSONAJES DE LA CALLE #95

CACHACO

Cachaco Liberal, así le gritaban la muchachada de la época a Jerónimo Riveros Romero, nacido en Gutiérrez Cundinamarca, conservador acérrimo quien mostraba un peine azul, según él lo identificaba como militante del partido, más conocido como CACHACO.

Llegó en los años 50 atraído por la bonanza arrocera que adornaba el inmenso paisaje con el verde de sus hojas envainadas y el amarillo de su espiga que el hombre colono cultivaba y cosechaba con el sol a cuestas, su creciente mano de obra atrajo a cundinamarqueses y boyacenses.

Casado con Belén Morales Rojas y una familia conformada por cinco hijos. Vivió inicialmente en el sector de las Vegas y posteriormente se instaló en las riveras de la chucua circundante del barrio San Cristóbal, convirtiéndose en uno de los primeros invasores en zonas de alto riesgo y es que para la época esta crecía bastante porque recibía el agua lluvia de varias fincas aledañas como su gran desagüe.

Sus dichos “Conservador hasta los huesos” “liberales pa’la mierda” usaba siempre un sombrero blanco, fumaba tabaco en pipa y terciado al hombre llevaba siempre un morral de fique para pedir la limosna diaria en la plaza de mercado, sus alrededores y sus benefactores que llamaba amigos, entre ellos, Severino Mayorga, Avelino Ortiz, Juan Díaz, Primitivo Rey, Carlos Guevara, Carlos Romero, Lola Baquero, Carlos María Hernández, el Dr. Manceritititica en referencia al Doctor Gerardo Mancera Céspedes, Valentín Gutiérrez, padre del actual alcalde, Eurípides González que para la Semana Santa le regalaba  el pescado seco, Rodolfo Cubillos, entre otros. Fue de los primeros que vivió completamente de la caridad pública, decía que tenía siete operaciones que le impedían trabajar y que, por eso, pedía, mostraba siempre sus manos y a continuación exclamaba “estas manitas tumbaron mucho monte”.

Recuerda su esposa que Baudelino Esquivel lo llevó al asilo de Sibaté donde estuvo recluido por dos meses, producto de una esquizofrenia del síndrome de persecución, cuando le daban las crisis sentía que lo iban a llevar a la cárcel y gritaba que no le debía nada a nadie.

Cogía un pedazo de cobija y se enmontaba durante 3 ó 4 días para que no lo capturaran.

Cuenta su esposa que recién llegado a Acacías, trabajó en las arroceras, plataneras y yuqueras.

Murió a los 73 años víctima de un tumor en el estómago. Hoy sus hijos, nietos y bisnietos viven y trabajan en nuestro municipio.

La mayor ofensa a Jerónimo:

“Cachaco liberal, trabaje”

JORGE REY BAQUERO

Caricatura Maldonado

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here