Qué es el besht, la extraña capa que le pusieron a Messi para levantar la Copa del Mundo

0
344

Tras el triunfo de Argentina, el emir del país de Oriente Medio le puso esta prenda que se suele reservar para grandes ocasiones.

El año 1986 fue el último que vio a Argentina coronarse como campeón del fútbol mundial. Han pasado 36 desde entonces y, hoy en Qatar, la albiceleste ha alzado su tercer cetro que les coloca una tercera estrella en su pecho. Un partido estelar contra Francia con dos estrellas por encima del resto: Leo Messi y Kylian Mbappé. El pasado más reciente de lo mejor del fútbol mundial ante el presente y el futuro más inmediato y, ambos, compañeros de equipo en París.

Antes de alzar la copa dorada el cielo del estadio de Lusail, Messi recibía una llamativa prenda de color negro y dorado de manos del emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani: se la conoce como ‘besht’, una especie de capa que solo el emir luce siempre. Esta prenda la suelen portar también ministros y personas importantes de Qatar en el Día Nacional del país (que es precisamente hoy). De esta forma reflejaba un gesto de reconocimiento a Leo Messi, que recogía el único gran título que le faltaba por conseguir.

Una prenda de gran significado

El detalle no pasó desapercibido, al colocarse esta prenda semitransparente ante los ojos del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y de todo el planeta fútbol. Una capa que solo emplean las familias de Qatar para ocasiones especiales y de importancia. Por ejemplo, se la coloca el padre a su hijo cuando este se va a casar. Solo el actual emir de Qatar, el máximo mandatario del país de Oriente Medio, la luce siempre. Una prenda, en besht, que se suele colocar encima del thoub, una especie de túnica que llega hasta el tobillo y suele ser de manga larga.

Una imagen llamativa, pues no es habitual ver este tipo de gestos en ceremonias de torneos de la FIFA, y por el hecho de situar a Messi como un igual al emir del país anfitrión del Mundial. Tras recibirla, Messi fue junto a sus compañeros para levantar la copa y hacer historia para Argentina, un país que celebra el triunfo tras estrenarse en el torneo con una sorprendente derrota ante Arabia Saudí.

Texto y foto: en Diario AS en la web